Alerta de piojos en todo el estado de Guanajuato.

4604

ESTATAL.- En Guanajuato se tiene una alerta en una buena parte de escuelas, incluso colegios, por la epidemia de “piojos”, que va desde la guardería hasta la preparatoria, donde los jóvenes no avisan por miedo a ser excluidos o sufrir bullying.

El problema ha afectado en las escuelas privadas porque el parásito no distingue de clases sociales, donde se toma como medida de control, un certificado médico con el que se comprueba que se está limpio.

Olga, comenzó a darle comezón en el cuero cabelludo, sin embargo, no imaginó que podría tener piojos.

“Cada vez me daba más comezón, pero luego ya no era soportable, le dije a mi mamá que me revisara la cabeza, y vaya sorpresa, tenía decenas de pijos de todos tamaños”, apuntó la joven de 15 años, y quien cursa preparatoria.

Narró que la primera reacción que tuvo fue la angustia de no saber qué hacer, no obstante el problema había crecido y ahora también su hermana, y su abuela tenían piojos.

“Es super penoso, pero teníamos que hablarlo, no fui al colegio durante una semana en tanto me sacaban los animalitos, imagínate decirles a mis amigas que tenía piojos, claro que no, pero luego me di cuenta que ellas también estaban infestadas”, apuntó.

PARÁSITO  

La pediculosis es una enfermedad causada por el ectoparásito pedículus (piojo). Es una infestación parasitaria de la piel del cuero cabelludo, el tronco o el área púbica.

Existen tres variedades diferentes de pediculosis: pubis, piojo del pubis o ladilla; corporis, piojo del cuerpo; y capitis, piojo de la cabeza.

El ciclo vital consta de tres fases, huevos (liendres), ninfas y adultos. El piojo se desarrolla totalmente en el hospedero (el humano), ya que fuera de él no puede sobrevivir más allá de 24 horas por falta de alimento y la temperatura.

PROBLEMA MUNDIAL

Los piojos son un problema a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 20% de los niños en edad escolar se contagian de estos insectos. En México la prevalencia es de tres de cada 10 niños que acuden a la escuela.

Estos animales se contagian de cabeza a cabeza, ya sea por compartir productos de aseo personal —como cepillos—, además de sombreros o gorros, y hasta por juntar cabezas cuando se toma una selfie.

SÍNTOMAS

Los síntomas son cosquilleo en la cabeza porque los piojos habitan en el cuero cabelludo, así como picor ocasionado por las mordidas de los insectos al cabello para extraer la sangre, irritabilidad y problemas para dormir.

En casos más extremos, los niños pueden presentar anemia por la extracción de hasta un mililitro de sangre que puede extraer cada piojo, lo que debilita al menor y provoca este mal.

ESCUELAS Y COLEGIOS

Mayra, es docente en al menos dos colegios de renombre en la ciudad, si se dijo preocupada por la aparición de este brote en los alumnos de secundaria y preparatoria, quienes ya ven la situación con normalidad.

“Me dicen, ‘maestra tienen muchos chavos piojos, y pues nada, sólo se lleva a la clínica del piojo para que te los quiten. Muchos no dicen porque les da pena, y por eso se llenan, a nosotros ya nos los quitaron y por eso ya tratamos de no estar tan cerca de ellos’”, refirió.

En el colegio les piden un certificado, “porque créeme que si no lo harían así, no los atienden su padres”, señaló.

TABÚ

Los contagios se presentan en menores de todos los estratos sociales. Anteriormente se creía que los piojos sólo daban a los niños de nivel socioeconómico bajo y se debía a la falta de limpieza.

Sin embargo, ahora se ha descubierto que los piojos prefieren las cabezas limpias para incubar sus huevecillos, ya que el sebo de un cabello que no se lava frecuentemente dificulta su propagación.

TEMPORADA

Los piojos usan sus garras para adherirse a la base del cabello durante el cepillado y lavado. Muerden el cuero cabelludo para alimentarse de sangre y su saliva produce una intensa picazón, que es el principal síntoma, la persona se rasca haciéndose heridas que pueden infectarse.

La época de los piojos suele empezar en octubre y sigue hasta la temporada de calor. La concurrencia de los individuos en los planteles escolares es una fuente factible de contagio. Cuando la infestación es grande los piojos y las liendres, pueden observarse a simple vista.

CLÍNICAS DE ATENCIÓN

Debido al problema hoy en internet puedes consultar al menos 8 clínicas donde se puede atender.

La empresa Solvo incluso tiene franquicias en seis estados del país, con 11 sucursales, y 50 mil clientes que los recomiendan.

La directora general de la clínica, Natalia Hernández, dijo que la demanda se incrementa en esta temporada de calor, sin embargo su aparición puede darse incluso durante invierno, ya que el parásito se ha fortalecido para vivir incluso con bajas temperaturas.

“Nosotros tenemos 5 años en el mercado, y hemos tenido bastante éxito. Es importante que se entienda que no se trata de clases sociales, esto es una epidemia mundial”, apuntó.

En la clínica primeramente se valora a la persona, posteriormente se le pone un aceite especial para poder deslizar el “peine liendrero”, posteriormente se le secciona el cabello, luego se hace uso de la más alta tecnología para succionar los parásitos.

REMEDIOS CASEROS

La experta señaló que anteriormente se utilizaban varios remedios caseros, que a la fecha algunas personas los aplican, sin embargo poco surgen efecto, y en pocos días nuevamente aparecen.

Los insecticidas, incluso polvos para las hormigas eran usados para eliminar los piojos, sin embargo son altamente peligrosos, porque el cuero cabelludo los puede absorber.

Manifestó que la clínica ha atendido al menos siete colegios en León, además de niños de escuelas públicas, donde llegan literalmente infestados.

“Es estos seis de cada 10 niños que revisamos tenían piojos en estos colegios. Se trabajó en exterminar el parásito y posteriormente se les entrega un certificado, a fin de llevar un control en la institución”, refirió.

Explicó que las personas con el problema pueden exterminarlo en dos sesiones, donde se incluye un análisis para la familia, a fin de verificar si los demás miembros no presentan el problema.

En dicha clínica se han atendido aproximadamente unos 5 mil casos de personas con piojos.

CASO

Alejandra, llevó a su pequeña hija de apenas 1 año de edad, ya que en la guardería le detectaron piojos.

“Sigue siendo un tema tabú, pero yo sí agradecí que me hayan informado de ello, afortunadamente hay lugares como éste para que se pueda atender”, manifestó la madre de familia.

Comentó que la directora de la guardería les informó que hay una epidemia de piojos, por lo que es indispensable que revisen a sus hijos.

“Luego tenemos que llevar un certificado médico para evitar que más niños presenten el problema”, enfatizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here