Así será el regreso a la “Nueva Normalidad” tras el confinamiento por COVID-19

1317

NACIONAL.- La mañana de este miércoles, el Gobierno de México presentó las tres etapas que vivirá el país a partir del lunes 18 de mayo para la reapertura de actividades en la llamada “nueva normalidad”, luego del cese de actividades por la pandemia de COVID-19.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, explicó que lastres etapas son el reinicio de actividades en algunos municipios del país, el periodo de preparación para volver a la “nueva normalidad”, y el regreso de acuerdo a un semáforo con cuatro colores a partir del 01 de junio.

En esta primera etapa, que dará inicio el 18 de mayo, regresarán a actividades los  llamados “Municipios de la Esperanza”, es decir, aquellos que no presentan contagios de COVID-19 ni colindan con otros municipios con contagios.

Hasta este miércoles, hay 269 municipios en 15 estados sin contagios. Para estos “Municipios de la Esperanza” se crearán cercos sanitarios para protegerlos. Así mismo, se iniciarán de nueva cuenta actividades escolares, sociales y económicas.

La segunda etapa inicia también el 18 de mayo y hasta el día 31 del mismo mes, y será para preparar el reinicio de actividades de junio. Aquí, las empresas y el Gobierno deberán hacer protocolos para la reapertura de los mismos.

En este sentido, habrá capacitación a trabajadores para que laboren en un ambiente seguro, para que las empresas adecuen los espacios laborales y para que se instalen filtros de ingreso a sus instalaciones, así como para la sanitización e higiene en los espacios.

En el caso de la tercera etapa, a partir del 1 de junio se utilizará un semáforo semanal para la reapertura por regiones. Se trata de cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde.

En el color rojo, solamente se permitirán actividades laborales esenciales. Aquí, como se anunció el martes por la noche, se agregarán a esta última categoría la minería, la construcción y la industria automotriz.

En el color naranja, se suma la reactivación de actividades no esenciales a un nivel reducido, así como en el espacio público, y la población vulnerable podrá volver al trabajo.

En tanto, en el color amarillo, además de lo anterior, no habrá restricciones en actividades no esenciales, habrá algunas medidas menores en el espacio abierto y se reabrirán espacios cerrados, como restaurantes, templos y museos.

Finalmente, al ubicarse en el color verde, se podrán retomar las clases.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here