Ducto que estalló en Hidalgo alimenta de combustible a Guanajuato.

442

NACIONAL.- El ducto de Tuxpan-Tula, que en el tramo en Tlahuelilpan, Hidalgo, explotó  la noche de ayer por la ordeña de combustible, dejando 66 muertos y 76 heridos, es clave también para la distribución de combustible en Guanajuato.

“Este ducto es muy importante porque surte a la refinería de Tula con gasolinas o con componentes para la gasolina, desde ahí se envía producto a Salamanca, la cual a su vez envía producto a Guadalajara, Morelia, León, Irapuato, un ducto muy importante para la distribución de los combustibles en el país”, informó el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, en conferencia de prensa esta mañana con el Presidente de la República y el Gobernador de Hidalgo.

En el estado de Guanajuato, la crisis por el desabasto de combustible tiene hasta este sábado 15 días, precisamente porque la estrategia del combate al robo de combustible derivó en el cierre de ductos, y también porque la refinería de Salamanca no produce gasolinas por la falta del componente MTB. Por la no operación del ducto de Tula ese aditivo debió ser transportado por tierra desde Ciudad Madero.

La zona de la tragedia se ubica a 13 kilómetros de la refinería de Tula, Hidalgo.

El funcionario explicó que el ducto Tuxpan-Tula estaba suspendido desde el pasado 23 de diciembre y en proceso de empaque para iniciar operaciones. El empaque se refiere a llenar el tubo con producto, desde el 16 de enero a las 5 de la tarde, aunque en cuatro ocasiones la operación se tuvo que detener.

Ese ducto transporta 70 mil barriles diarios con presión de 20 kilogramos en una operación regular.

“El día de ayer (viernes) estaba siendo empacado el ducto con gasolina Premium y posteriormente con un componente de alto octanaje, MTB, para la fabricación de las gasolinas”, explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here