En Yuriria y 10 lugares más aumentó la pobreza tras ser nombrados como Pueblos Mágicos.

1564
Foto: Jorge Guzmán Martínez.

YURIRIA.- El periódico El Universal publicó el día de hoy un reportaje en el cual, se hace notar el incremento en los niveles de pobreza de 11 Pueblos Mágicos, entre los cuales se encuentra el municipio de Yuriria, mismo que recibió el título en el año 2012.

El programa federal que opera en el país desde hace 17 años y agrupa a 121 comunidades del país, surgió con la intención de elevar los niveles de empleo, bienestar y fomentar la inversión comunitaria, con el objetivo de crear una oferta turística complementaria y diversificada en el interior del país basándose en atributos culturales e históricos.

El gobierno federal hace la entrega anual de 5.2 millones de pesos a cada lugar incluido en dicha categoría.

Enrique de la Madrid, actual Secretario de Turismo (SECTUR) ha afirmado que el programa de Pueblos Mágicos es una gran herramienta para mitigar la pobreza y favorecer el desarrollo de las comunidades a través del fomento turístico como su principal fuente ingresos.

Al finalizar el gobierno de Felipe Calderón, fue cuando más lugares recibieron el nombramiento, integrándose un total de 34 comunidades, mismas que representan a 2 millones 300 mil mexicanos.

Sin embargo, después de recibir el nombramiento, en 11 Pueblos Mágicos se incrementó el nivel de pobreza hacia el año 2015 y en 23 se redujo según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Después de ser una de las localidades con menor rezago, el poblado coahuilense de Arteaga fue donde más aumentó la pobreza, al pasar de 6 mil 340 habitantes en esta situación en 2010, a 9 mil 39 en 2015, es decir, de 25.3% a 41% de su población.

“La ciudad de las jacarandas” como se conoce a Jiquilpan, en Michoacán, fue la segunda comunidad donde más se incrementó la pobreza luego de formar parte de los Pueblos Mágicos, al pasar de 46.3% a 53.4% entre 2010 y 2015.

Ubicado en el Valle de Toluca, Metepec fue el tercer pueblo donde más subió la pobreza, de 25% a 31.6%.

Otros Pueblos Mágicos donde tras recibir el reconocimiento en 2012 creció la pobreza fueron Yuriria, en Guanajuato; Batopilas, en Chihuahua; Loreto, en Baja California Sur; así como Angangueo y Tacámbaro, ambos en Michoacán; y Cholula, Chignahuapan y Pahuatlán, los tres en Puebla.

El director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac, Francisco Madrid, ha dicho que el final del sexenio de Calderón se puso en riesgo la marca, pues muchas localidades incorporadas no cumplían requisitos de incorporación.

Hasta 2010 existía un esquema de incorporación al programa más selectivo y cuidadoso, que después se perdió, explicó en su momento.

El programa Pueblos Mágicos establece criterios específicos de incorporación y permanencia, los cuales están publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Además de esperar la convocatoria de la Sectur, las comunidades que aspiren a portar la marca deberán acreditar que en la localidad hay un área o unidad administrativa encargada del turismo en la región.

Se requiere tener un directorio de los servicios turísticos en la localidad, un inventario de recursos y atractivos turísticos, al igual que los que pueden ser declarados monumentos históricos, información sobre conectividad, comunicación y cercanía con una ciudad principal, así como un plan de desarrollo turístico municipal.

De los 23 Pueblos Mágicos donde más bajó la pobreza, tras ser incluidos en el programa en 2012, destaca Mapimí, en suelo duranguense, al pasar de 61.6% a 40.5% entre 2010 y 2015.

Le siguió Huichapan, en Hidalgo, donde la población en esta situación bajó de 53.9% a 38.1%; en Viesca, Coahuila, se redujo de 63.2% a 50%.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here