Enrique de Inglaterra y Meghan Markle se “independizan” de la familia real británica.

560

INTERNACIONAL.- Enrique de Inglaterra y Meghan Markle se independizan definitivamente de la familia real británica. Así lo han anunciado los propios duques de Sussex hace apenas unos minutos en su cuenta oficial de Instagram.

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros seniors de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes”, han escrito en un largo comunicado que han publicado junto a una imagen de ambos realizada el día que anunciaron su compromiso, en noviembre de 2017.

En su texto, Enrique y Meghan Markle han admitido que seguirán dando su apoyo a la reina Isabel II: “Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este ajuste”.

Los duques de Sussex han revelado también que se mudarán a América del Norte, aunque no han especificado el destino. “Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad solidaria”, han explicado sobre la educación que quieren ofrecer a su hijo Archie, de ocho meses.

El matrimonio real ha realizado este comunicado después de seis semanas de vacaciones en las que decidieron desaparecer del foco mediático tras un año en el que ambos admitieron haberse enfrentado a muchas dificultades con los medios de comunicación por su estilo de vida. Precisamente los últimos días de este retiro los han pasado en Canadá, donde se han dejado ver junto al pequeño Archie por las calles de Vancouver. Es esta región de América del Norte donde podrían instalarse, según algunas fuentes cercanas a la pareja. Algo que tendría sentido debido a que Markle siente especial predilección por este país ya que vivió en Toronto durante los años que la exactriz trabajó en la serie Suits, que se rodaba en la ciudad canadiense, de la que fue protagonista durante las siete temporadas y cuyo rodaje abandonó hace más de dos años para unirse a la familia real británica.

Esta transición significa que los duques de Sussex ya no vivirán a tiempo completo en el Reino Unido, el país donde la familia real británica ha reinado durante siglos. Enrique de Inglaterra es actualmente el sexto en la línea de sucesión al trono, detrás de su padre, el príncipe Carlos, su hermano, el príncipe Guillermo y los tres hijos de este, Jorge, Carlota y Luis de Cambridge. Pese a este “paso atrás” que han decidido dar, los duques de Sussex conservarán el título que la reina Isabel les concedió con motivo de su matrimonio, celebrado el 19 de mayo de 2018. La concesión de un título de duque o conde es algo habitual por parte de las familias reales. Por ejemplo, Carlos de Inglaterra, primogénito de Isabel II, lleva el título de príncipe de Gales por su condición de heredero. Del mismo modo, el príncipe Andrés, segundo hijo de la reina y en pleno foco mediático por su relación con el pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein, lleva el título de duque de York porque es el que suelen tener los segundos hijos de los monarcas.

“Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, el príncipe de Gales, el duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo”, han concluído los duques su comunicado.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here