Los retos a los que se enfrentará Salomón Carmona Ayala en Yuriria.

2942

Según reza el refrán popular mexicano; no hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza, y este 10 de octubre, Salomón Carmona Ayala rendirá protesta como presidente municipal de Yuriria, recibiendo el poder del municipio en una de sus peores crisis que ha vivido a lo largo de su historia.

Carmona Ayala quien no cuenta con experiencia política es originario de la comunidad de Zapotitos, perteneciente al municipio de Yuriria. Es locutor, actor y promotor artístico que la mayor parte de su vida la ha vivido en los Estados Unidos, visitando el municipio durante algunas temporadas del año, pero, ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentará a lo largo de su administración?

El tema de la seguridad será quizás el principal reto a los cuales deberá enfrentarse, tema que junto con el gobierno estatal deberán buscar una solución a un conflicto que ha provocado decenas de muertos en el municipio y en gran parte del estado, derivado de la extracción y venta ilegal de hidrocarburos. Por supuesto, que no será nada fácil de solucionar ante el enraizamiento social en lo que este mal se ha tornado.

Una característica de los gobiernos municipales es el nepotismo, es decir, el trato o favor hacia amigos o familiares, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos, en Yuriria viene siendo un mal que aqueja a las instituciones públicas, colocando a personas sin preparación en direcciones que podrían cambiar radicalmente al municipio. De igual forma, el traer a personal de otros sitios, mismos que desconocen la situación del municipio deberá ser algo que evitar, dando oportunidad a ciudadanos yurirenses que en realidad sienten un compromiso con la tierra que los vio nacer.

Durante la pasada campaña electoral, uno de los temas a los que dio prioridad fue el tema del turismo, asegurando contar con empresarios dispuestos a invertir en el municipio, además, de anunciar una estatua monumental que atraería el turismo religioso. ¿Hasta donde podrá llegar a ser esto posible? Una cosa es ser candidato y otra ser gobernante. Si bien la característica nata del municipio es el turismo, primero deben de solucionarse necesidades básicas de la población y luego ofrecer al turismo un producto digno de consumo y a la altura de las demandas del turista. No podemos ofrecer castillos en el aire.

Finalmente, el nuevo gobierno deberá tener apertura con la ciudadanía, debe de tener disposición de diálogo y autocritica. Si bien, algunos miembros que rodean al primer edil han estado durante anteriores administraciones y no han dado resultados positivos, es momento de dejar viejos vicios políticos y entender que los tiempos han cambiado, durante la campaña electoral mencionaba que la presidencia no es herencia, con justa razón, pero no sería justo que, al basar su campaña mediante esa consigna, nosotros como yurirenses sigamos manteniendo en el poder a personajes que han probado ser totalmente innecesarios.

Inició una nueva etapa en el municipio, la etapa de Salomón Carmona, seguramente se verán cambios positivos y negativos pero, si nosotros como ciudadanos no participamos, exigimos y actuamos, las cosas seguirán igual.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here