INTERNACIONAL.- Diego Armando Maradona, considerado como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, murió este miércoles al mediodía (hora local argentina) en una casa rentada en el partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires, tras sufrir haber sufrido un paro cardíaco.

Según el medio La Nación, el «Pelusa», quien recién habría cumplido 60 años, sufría una descompensación y no pudo ser reanimado por los médicos, que llegaron en nueve ambulancias al lugar para asistirlo. Fuente cercanas al ex futbolista le confirmaron el fallecimiento a Télam, la agencia estatal de noticias de ese país.

Ahora, la Justicia del partido de San Isidro ya inició una causa judicial por su muerte, donde se determinará cómo se produjo el deceso. La fiscal a cargo es Laura Capra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benavídez, quién acudió al lugar de los hechos junto a dos secretarios.

De forma reciente, el «Diez» había sido operado en su cabeza por un hematoma subdural, pero fue dado de alta al recuperarse con éxito de la intervención, según comunicaron los médicos y familiares. Recientemente, Diego habría tenido cuadros depresivos que preocuparon a su círculo íntimo.

Así, Maradona habría pasado sus últimos días con atención médica en esa propiedad, donde permaneció desde el pasado 11 de noviembre. Sus seres queridos y los especialistas habían determinado que permaneciera allí hasta definir cómo sería el tratamiento para lograr la rehabilitación definitiva, y superar la dependencia de diversos fármacos.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here