Por la sequía, el templo de «El Zangarro» en Guanajuato vuelve a asomarse a la superficie.

751

GUANAJUATO.- Debido a la sequía aguda que ha azotado a todo México desde finales del 2020, el pueblo de Zangarro, ubicado en el sur de Guanajuato en el municipio de Irapuato, y que había quedado bajo el agua desde 1979, se ha asomado una vez más por encima del nivel del agua en la presa de “La Purísima”.

El 15 de octubre de 1979, la Secretaría de Recursos Hidráulicos decretó el terreno sobre el que estaba asentado el pueblo de Zangarro como público y se propuso construir ahí una presa. Todo esto debido a la inundación que había sufrido la ciudad de Irapuato seis años antes y en la cual un número aun indefinido de personas se ahogó, así pues, la presa de la Purísima era un esfuerzo del gobierno por controlar los afluentes de agua de la zona.

Así, los habitantes del pueblo fueron reubicados en tres comunidades alrededor de la presa, la mayoría en contra de su voluntad, pues no querían abandonar sus tierras y dejar que los cultivos se perdieran.

Jorge Sánchez, quien era un habitante de Zangarro, declaró “Nos asignaban casas dependiendo del número de personas que hubiera en la familia, pero hubo gente a la que no le tocó nada, como a mi hermano que recién se había casado”.

Hoy, con el nivel de agua tan bajo, las personas pueden volver a ver el pueblo que abandonaron, con su templo de tintes barrocos y cúpula resquebrajada, en donde los habitantes se congregaban al asistir a las ceremonias religiosas.

Con la actual sequía, el pueblo se ha convertido en un atractivo turístico, aunque la violencia que azota la zona, la falta de información y la falta de caminos asfaltados suponen problemas para sacarle provecho.

COMENTA CON FACEBOOK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here